Pagina principal

9/9/14

Ari y Dani


Capítulo 1
La noche caía en la ciudad, y en mi cuarto estaba yo rodeada de bocetos de dibujos que había hecho.
Mi cabeza iba a mil, desde hacia menos de una semana, no dejaba de pensar. Y es que no podía entender porque me encontraba pensando en cosas que antes en el transcurso de mi existencia no se habían instalado en mi mente...


Y es que que desde que Lisa comento en una simple charla de amigas, que su nueva compañera de trabajo era lesbiana... Mi cabeza voló... volviéndome loca... Pues no dejaba de pensar en como se sentiría besar a otra mujer.

Y ahí estaba yo rodeada de bocetos de dibujo hechos por mi de un rostro imaginario... de una mujer que nunca había visto... Y estaba pensando en que algo malo me estaba sucediendo, por pensar sobre el tema.
El timbre de casa sonó. Y de mala gana fui a atender. Había olvidado que era sábado, y que esa noche salía con mis amigas, es más había olvidado que mi amiga Melisa, me presentaría al hermano de su novio.
Lisa entro y se me quedo mirando con cara de sorprendida.
-"Que paso? Aún no estas cambiada?-
Me mire, y estaba en remera y jeans gastados... Me di cuenta que debía cambiarme, que me había quedado volando en mis pensamiento y me había olvidado de la salida.
No me tomo más de 25 minutos arreglarme... Y salimos directo al "Bar de siempre", La rutina de todos los fines de semana, Bar de siempre, pool, tragos, y amigos....
Apenas entramos, nos dirigimos a la mesa del fondo del local, que ya era nuestra mesa, ya que desde ese punto se podía observar a todos en el bar. Allí ya estaba Belinda y su primo Carlos, quienes nos recibieron a las dos con besos y abrazos. Una seña a la moza, y nos estaban trayendo nuestros tragos de siempre.
Sentada con mis amigos me daba cuenta que siempre era los mismo. Rutina de todos los sábados, hasta los mismos chistes malos se repetían en esa rutina. Solo que no imaginaba que la rutina podría cambiar en un abrir y cerrar de ojos.
Lisa, De pronto se rió, y todos nos miramos, pues nadie había dicho algo gracioso... Pero su risa, era muy pícara.... Y exclamo: -"Ese si es un Dios".
Seguí la mirada de Lisa hacia la mesa de pool, a unos 15 metros de nuestra mesa... y un apuesto espécimen macho de no más de 25 años se disponía a jugar. A su lado, una joven de su misma edad, de una belleza extraña, ya que no sabría como describirla si me lo pidieran... se reía mirándolo.
Lisa, se paro, y solo dijo: "Ya vuelvo" Y hacia la mesa de pool se encamino....
Sabía que Lisa era arrebatada, y cuando un hombre le gustaba no paraba hasta tenerlo...
Los tres en la mesa nos quedamos riendo y mirando a Lisa acercarse a los dos jóvenes, Aunque al llegar a estos ellos, no saludo al Dios, sino a la joven. Y se noto que esta mujer, le presento al Dios...
Carlos trato de sacarme charla pero yo no podía dejar de mirar esa mujer, los bocetos de mis dibujos vinieron a mi mente, y el rostro se hizo conocido... se parecían a esa mujer que estaba mirando. A esa joven que Lisa había saludado...
Carlos se dio cuenta de que mucha atención no le estaba dando y se levanto y se fue a la barra detrás de una chica que vio. Belinda, solo se quedo mirando al joven adonis que seguro Lisa estaba conquistando con su simpatía y belleza.
y yo, muda, con miles de pensamientos en mi cabeza. Tan absorta en mi, que no me di cuenta que Lisa estaba frente a mi, preguntando quien quería jugar al pool, porque necesitaban a una para la partida.
Belinda dijo que no, era la única del grupo que no le gustaba tal juego. Lisa me miro, he insitio conmigo.
-"Ari, dale haceme pata, vos jugas con mi compañera de oficina y yo con su hermano"
-"Tu que?- pregunte, pues enseguida se me vino a la mente, lo de su compañera lesbiana del trabajo.
-"Dale Ari, no te va a comer, solo un ratito, cuando Venga Melina con Su novio y su cuñado, te vas con ellos..."- y siguió diciendo cosas que no escuchaba, solo la miraba a su compañera de oficina.
Me levante de mi silla, y le sonreí a Lisa, como diciéndole "Dale, un ratito"
Un ratito? pasamos más de dos horas jugando al pool los cuatro... ni me percate que Melisa le presento su cuñado a Belinda y que estaban estos congeniando muy bien.... Creo que me olvide de la gente en el bar... solo existía ella... y Lisa y Gabriel que se reían cerca de nosotras.
No podía creer que me sintiera tan bien charlando con esa mujer, hablando de tonterías y riendo de cualquier cosa... el tiempo se esfumada y no me daba cuenta.
Melisa se acerco con su novio Victor, Lisa les presento a sus nuevos amigos, ellos venían a preguntar si queríamos ir a bailar a la Disco que quedaba a dos cuadras del bar...
Gabriel, abrazo a Lisa y acepto por las tres sin preguntar.
-" Claro que vamos. Ya nos cansamos de jugar al pool, hay que mover el cuerpo un poco no?-
Lisa se sonrió, me miro como diciendo "Ya lo tengo"
En menos de 10 minutos ya habíamos salidos todos del "Bar de siempre"... Belinda con Héctor, Melisa y Victor, Carlos y la chica de la barra, que ni siquiera había prestado atención de como se llamaba la linda morocha que había conquistado él. Lisa y Gabriel y detrás de ellos caminando lentamente, charlando y riendo íbamos ella y yo.
Apenas entramos a la disco, Las parejas pasaron directo a la pista a bailar. Como queriendo demostrar que eran buenos bailarines. Se reían y charlaban todos juntos. Ella y yo nos quedamos mirándolos, cerca de la pista...  Me tomo del brazo, para llamar mi atención.
-"vamos por unos tragos?" -
-"Dale"- y la seguí.
Buscamos un lugar en la barra, dos martinis, y a charlar...
Me sentía atraída por ella, y a la vez, tenía un miedo que jamás había sentido... que me estaba pasando? Es que nunca un hombre me había mirado ni me había hablado como ella lo hacía en ese instante haciendo que me olvidará de todo el mundo a mi alrededor. Las horas pasaron. Y yo ya le había contado gran parte de mi vida, y ella de la suya.
Lisa se acerco, y me hablo al oído...
-"Me voy con Gabriel, te puedes ir sola a tu casa?"
-"Por supuesto, no hay problemas, ya soy mayor de edad"- y le sonreí y le guiñe un ojo.
Gabriel se puso a hablar con su hermana, pero no podía escuchar lo que decían, pues la música me aturdía, además ellos estaban hablando muy bajo.
La parejita nos saludo y se fueron de la disco. Mire la hora, eran como las 5 de la madrugada. Busque con la mirada a mis demás amigos, pero ni di con ellos, supongo que como Lisa y Gabriel todos partieron a algún lugar más íntimo. El recorrido de mi mirada termino en sus ojos, su sonrisa me volvió a hacer olvidar de todos.
-"Ey, tengo que hacer tiempo... vamos a desayunar"
-"Tiempo para que?- Le pregunte. Y me comento que su Hermano y Lisa se había ido al departamento de ellos, y ella no quería ir tan temprano a molestarlos, quería darles intimidad.
Fue cuando le propuse ir a mi departamento que estaba a solo seis cuadras de donde nos encontrábamos a desayunar.
Se sonrió y acepto... mientras caminábamos hacia mi casa, sentí temblar mis piernas... Me sentí más nerviosa que nunca.
Apenas entramos al departamento, elle se tiro en el sillón, yo le dije que iba a la cocina a preparar café...
Ella entro silenciosamente, ni la escuche...
-"El agua ya se calentó"-
Tan absorta estaba pensando en ella, que olvide el agua que había puesto a calentar para el café.
Ella se acerco y apago la hornalla, y preparo el café... sin decir una palabra.
Creo que se dio cuenta de que estaba en otro mundo, en mi mundo de mil pensamientos.
Con café en mano nos fuimos al living a sentarnos y a seguir charlando... Sentía una extraña sensación, eso que llaman "mariposas en el estomago". Eso era lo que esa mujer me estaba haciendo sentir... y se sentía tan agradable, tan lindo.
Mientras charlábamos se recosto en el sofá, y me di cuenta que estaba cansada y se estaba durmiendo. Me calle. Y solo la observe. Y se quedo dormida...
Fui a mi cuarto a buscar una frazada, volví y la tape. Me sentí frente al sillón y me quede mirándola un buen rato. Volví a mi cuarto, y tome mi block de dibujo, y regrese a dibujarla.
Sentía que cada trazo que dibujada de su rostro era como acariciarla. Una sensación muy sensual me estaba llevando a querer acercarme más a ella, y a acariciarla... pero no tenía valor. Seguía dibujando... y me quede dormida.

Desperté... y ella no estaba en el sofá... mire a mi alrededor... y mi block de dibujo estaba sobre la mesa ratona... pero no había ningún boceto. Solo una nota escrita por ella.
"Gracias por el dibujo, me hiciste muy hermosa, no lo soy tanto. Me la llevo de recuerdo. Dani"
Se había ido. Y yo aún creía oler su perfume en la habitación.



Capítulo 2



La semana paso, Lisa contenta y loca por Gabriel. No paraba de hablar de él. Y como iban las cosas, Parece que el tampoco paraba de hablar de ella. Ya que por comentarios de Dani a Lisa, Gabriel estaba loco por mi amiga.
Veía a mi amiga Lisa pero no a Dani, sabía de ella, pero no la veía. Y no me atrevía a preguntarle a mi amiga sobre ella, pues sabía que pensaría mal... o mejor dicho se daría cuenta de lo que me estaba pasando... con Dani. Y sentía vergüenza.
Pero Lisa ya se había dado cuenta, pues me veía cambiada y me lo hacia saber aquella tarde charlando...
-"Que te pasa? Desde el sábado estas en las nubes- riendo - Ni que Dana te hubiera embrujado"-

-"Qué? Cómo?"- Haciéndome la tonta le repreguntaba a ella por lo que me estaba diciendo. Aunque sabía que Lisa tenia razón, estaba embrujada, hechizada, no sé, algo me había hecho Dana... porque no podía dejar de pensar en ella.
-"Ey, Ari, es verdad, que Dani paso la noche acá ese sábado?"- Gabriel algo le había comentado y solo me preguntaba para confirmar lo que su nuevo novio le había dicho.
No podía mentirle, además no había pasado nada... no tenía porque mentirle... aunque sentía vergüenza de admitir que Dani  había estado esa noche dormida en ese mismo sofá en el cual Lisa estaba sentada.
-"Si, vino a desayunar, para hacer tiempo, y no volver a su casa y cortarles la fiesta a ustedes dos"
Lisa se rió. Y comenzó a contarme que no había habido tal fiesta como se pensaban, solo había ido a desayunar con él. Era un caballero. Y Solo después de las tercera cita, ellos habían tenido relaciones sexuales. Siguió contando lo bien que se sentía con Gabriel. Y que se estaba enamorando.
Me acerque a mi amiga y la abrace, y la felicitaba, por lo que me contaba. Sin embargo, algo en mi, hizo que ella, me mirará fijamente y me hablara seriamente...
-"Decime que te esta pasando Ari? Soy tu amiga. Estas muy rara"
Invente que solo estaba en época de exámenes y por eso estaba nerviosa, ya que tenía mucho para estudiar. Se que Lisa no se creyó lo que le estaba diciendo, pero lo acepto.
Llego el sábado, y la rutina de siempre. Cuando llegue al Bar, estaban todos, menos ella... me sentí desubicada, Todos en pareja y yo sola. Gabriel se acerco de pronto, con una cerveza y me convido y al mismo tiempo dijo despacio: "no la esperes". Lo mire, como preguntando "A quien?" Pero él ya se había acurrucado en la silla junto a Lisa... y estaban mimos que mimos.
No eran más de la una de la mañana, y ya quería irme cuando la vi entrar. Pero no venía sola. La acompañaba una mujer... venían de la mano. Se acerco a nosotros y presento a la mujer como una amiga. Pero era obvio que eran más que amigas por la forma de abrazarse y hablarse al oído. No aguante más de media hora. Y dije que me dolía la cabeza, que me iba a mi casa.
Supongo que todos se habían dado cuenta por mi cara, que no me gustaba estar ahí en ese momento.
Sentí celos... ella se estaba divirtiendo con esa mujer... y ni me miraba.
En mi casa, solo pude llorar, y sentirme una tonta. Me sentí atraída por una lesbiana que ya tenía pareja... y encima ella ni me había notado.
Me dormí entrada la madrugada... dormí demás.
El timbre me despertó. Era casi medio día. Lisa, si se había dado cuenta que no había sido dolor de cabeza, sino celos.
Y desde que entro... lo planteo... sin dejarme decir nada... me abrazo. y me contó que la mujer con la que estaba Dani era solo una conquista. Gabriel que conocía a su hermana, se había dado cuenta también de que yo, estaba loca por su hermana, y lo primero que había dicho a Lisa fue...
"Tu amiga se esta enganchando con mi hermanita, habla con ella"
Y ahí estaba mi amiga, diciéndome cosas de Dani. intimidades que sabía solo su hermano... para que yo me le acercara y la conquistara...
No comprendía, Mi amiga Lisa no me estaba preguntando como es que era lesbiana, o si estaba confundida? Solo me alentaba a ir por Dana si era lo que quería.
Esa actitud suya, hizo que yo me desahogara y le contara lo que estaba sintiendo. Y en su brazos de amiga, me sintiera mejor.
Pero aunque intente acercarme a Dani todo lo que hacia no me daba resultado. Cada vez que iba al Bar de siempre, ella estaba con una distinta, una par de horas y desaparecía. Y ni siquiera me miraba. Solo intercambiaba palabras conmigo de vez en cuando, pero no me tenía muy en cuenta.
Me estaba desilusionando cuando un viernes su hermano Gabriel golpeo a mi puerta. Venía a invitarme a su cumpleaños, mejor dicho el cumpleaños de él y ella, porque eran hermanos mellizos.
Acepte ir a su fiesta al otro día. Aunque no entendía porque su hermano había venido a insistir que yo fuera. Lisa ya me había invitado. Pero porque venir él personalmente. No me atreví a preguntarle. Solo sentí que la vería. Aunque ya estaba desilusionada. Pues ni me notaba ella cuando yo estaba cerca.


Capítulo Final


Solo era una fiesta de amigos en el departamento de Gabriel y Dani. Apenas entre con una botella de vino blanco... me encontré con un grupo de más de 15 personas charlando animadamente, riendo y bebiendo. Gabriel me presento a sus amistades. Lisa siempre cerca de él. Se notaba que estaban enamorados.
Saliendo de un cuarto, ella y tres chicas reían. Me vio... y se acerco. 
"Viniste?"- Y su sonrisa fue la de áquel sábado cuando la conocí. Me llevo con sus amigas, se notaba que eran lesbianas, Pero me parecían personas normales. Porque hasta ese día sólo había conocido una lesbiana ella. Las mujeres con las cuales las vi, lo eran, pero solo las había visto como mis rivales. Y no había podido matener una conversación con esas mujeres, en cambio con ellas me senti yo misma. Y hasta me estaba riendo.

Creo que no medi el alcohol que bebía, porque a mitad de la noche, me sentí mareada. Dana me tomo por los hombros y me llevo a su cuarto. Me ayudo a acostarme en su cama, y se sentó a mi lado. Me acariciaba la frente. Y yo sentía que el techo daba vueltas.
-"Que hiciste con mi dibujo" le pregunte de la nada...
-"Tu dibujo..."- Se sonrió y me señalo la pared frente a la cama, y mi dibujo estaba pegado en la pared. Me quede mirando su rostro plasmado en el papel por mis manos... y volví a mirar su carita aniñada...
Su mano acaricio mi mejilla suavemente. No dejaba de mirarme. Nuestras miradas se estaban como estudiando... sentí su cuerpo moverse y acercarse a mi. El techo ya no daba vueltas. Aunque me sentía demasiado borracha... Su carita estaba muy cerca de la mía. Sentí el deseo de besarla. como ella me acaricio yo la acaricie. Pero ella, tomo mi mano, y la volvió sobre mi cuerpo. Me beso en la frente tiernamente y me susurro...
-"Duerme un rato, te hará bien, prometo despertarte con un café"- y se paro... sin dejar de mirarme. No pude decir nada. y la deje volver a la fiesta. Me dormí tan plácidamente abrazando su almohada y soñando con sus labios en los mios.
Cuando desperté, ya había terminado la fiesta. Solo Gabriel y Lisa estaban tirados en un sofá dormidos y abrazados. Ella no estaba pensé. Pues no escuchaba ningún ruido en el departamento. Pero el aroma a café me guió a la cocina. Y allí estaba ella terminando de preparar el café que me había prometido. Al verme entrar, se sonrió...
-"Te levantaste? No vale... aún no te lleve el café... vuelve a la cama"-
No me opuse a su orden tan dulce... y sin decir una palabra di media vuelta y fui a su cuarto y me recoste en su cama de nuevo. En menos de dos minutos ella entro con dos tazas de café en la mano... y me ofreció una.
-"Ya te sientes mejor?"-
Si, le conteste. y Bebí el café cargado que me había preparado. Sin dejar de mirarla. Y es que me sentía demasiado atraída por ella. No podía dejar de mirarla. La estaba deseando. Me había dado cuenta de que la deseaba. Y no pensaba si estaba bien o mal desear a otra mujer. Que si era heterosexual u homosexual no me importaba. Ella me hacia sentir tan bien en ese instante, que no me importaba nada. Que no pensaba en nada, más que en besarla.
El silencio nos abrazaba, parecía que nuestras miradas se hablaban, y se entendían muy bien. Se acerco despacio y se recosto a mi lado. Tomo mi taza de café ya vacía y la dejo en la mesa de luz junto a la suya. Volviendo a mirarme, me acaricio dulcemente... y sin dejar de mirarme en ningún momento a los ojos se fue acercando, fue llevando a sus labios a los mios, como un imán se fueron atrayendo hasta que se unieron... y sentí que perdía la respiración y ella me daba su aire.
Y fui suya aquella mañana... y con los días me confeso que se había enamorado de mi, apenas me había visto en el bar. Pero se suponía que yo era heterosexual y no había querido ilusionarse. Supongo que ambas habíamos sentido miedo de enamorarnos. Y ese miedo no nos dejaba ver que podíamos la una con la otra.
Pero nos amamos desde el primer día... que nos conocimos... y hoy vamos camino al bautismo de nuestro sobrinito... Gabriel y Lisa se casaron a los ocho meses de conocerse. Y hoy a dos años de  conocernos los cuatros, ellos son padres, y nosotras tías. Aún seguimos unidos y enamorados los cuatro... llevo un año y medio viviendo con Dani y somos felices y planeamos el resto de nuestra vida juntas... ¿se dará así como lo planeamos? ¿Quién sabe? Mientras pasa el tiempo ambas disfrutamos de nuestro amor... Ella se convirtió en mi musa inspiradora y es la modelo de todos mis cuadros... la semana que viene expongo en una galería de arte muy importante... Su rostro y su cuerpo serán admirados por mucha gente... pero solo yo voy a amarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.