Pagina principal

16/9/14

Su hermana lo planeo


Le confesé lo que sentía. Solo me miraba atónita. Sin decir una palabra. Creo que me entendía, mas le era difícil aceptar que su mejor amiga sentía diferente. Casi un par de minutos, muda e inmóvil se quedo frente a mí. Parpadeo y sus labios articularon palabras...


    - No puedo entenderlo... como fue que te paso esto -

    - No me paso nada, soy así.
    - Pero eres otra
    - No, soy la misma. Solo que estoy enfrentando la verdad.
    Más de dos horas me tuvo aquella tarde ametrallándome con preguntas. Me di cuenta que quería entenderme para aceptar mi condición sexual.
    Desde aquel día más de medio año ha pasado y la amistad continuo igual. A pesar de que sé que mucho le costo aceptarme. Jamás se alejo de mí.
    Un día sus ojos llenos de lágrimas me miraron.
    - Qué te pasa? - Mi mejor amiga estaba llorando.
    - No puedo creerlo... - Y lloraba
    - Qué cosa? Dime por favor. Qué te pasa? - Le insistía yo.
    Y allí hablo... Dijo que Su hermana mayor era como yo. Que se lo había confesado aquella mañana. Y que no solo le había confesado eso. Si no que estaba enamorada de alguien que ella conocía.
    No sabia que decirle. Solo la abrace. Y cuando dijo de quien estaba enamorada... Me sorprendí y me separe de ella. No podía decir nada. Si bien yo sospechaba que su hermana podría ser como yo. Jamás me había fijado en ella.
    - A vos te gusta mi hermana?
    - Eh!
    - Te gusta ella? - volvió a preguntarme.
    - No Gladys, nunca la vi más que con ojos de amiga
    - Pero ella esta enamorada de vos, y llora por vos... No quiero verla sufrir.
    Era mi mejor amiga. Y estaba llorando y hablandome de los sentimientos de su hermana hacia mi. De sus sentimientos de hermana y de amiga. Y yo no sabía como reaccionar.
    Gladys con el tiempo comenzó a armar salidas incluyendo a su hermana y por supuesto a mi también. Haciéndonos encontrar siempre en algún lugar. Siempre ponía de pretexto la casualidad.   
    Casi siempre sin el consentimiento de su hermana o el mío. Nos citaba. Haciendo que una al llegar encontrara a ella y a la otra.  Podría ser ella la que aparecía y yo estaba allí y me sorprendía de verla. Y sus ojos brillaban mirándome y sorprendidos me saludaban. O era yo quien la veía al llegar y me sorprendía.

    Y es que insistió tanto y tanto que un día su hermana me llamo por teléfono y me invito a salir. Y yo acepte. Y terminamos saliendo juntas... y poco a poco enamorándonos... Y actualmente vivimos juntas.
    Cada vez que la veo, no puedo creer lo que ella hizo. Y como nos unió. Con el tiempo supe que su hermana jamás se había fijado en mi hasta que su hermana se empeño en hacernos encontrar en citas locas y a ciegas.
    Supongo que nos enamoramos por la insistencia de Gladys. Y es que las dos confesamos y nuestra confesora decidió jugar a ser cupido. Y lo planeo todo y llevo a cabo su plan. Y hoy su hermana y yo somos felices gracias a sus planes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.