Pagina principal

10/9/14

Misma lluvia


Llovía el día que la conocí.

Entro apresurada a aquel cyber en donde yo solía casi siempre chatear y navegar horas y horas. Afuera llovía fuerte. Pero no estaba muy mojada. Solo sacudió su paraguas antes de cerrar la puerta. Su pelo mojado negro brillaba. Su carita hermosa me llamo la atención. No le daba más de 20 años.


Y allí estaba yo observándola desde la máquina 5. Ya me había olvidado de todos a mí alrededor. Y hasta de mis amigos que me reclamaban en el msn.


La vi sentarse en la máquina 12. Paralela a la PC en la que yo estaba. Podía mirarla sin problemas. Se parecía a mí físicamente. Eso me llamaba más la atención. Creo que sintió mi mirada sobre ella porque echo una mirada hacia su alrededor. Me dio vergüenza y deje de mirarla. Y volví a mi pantalla y seguí chateando.


De pronto en el general de aquel chat donde yo me encontraba un nick y un mensaje me llamo la atención.

LluviaSobreMi: -Alguien para conversar


Yo soy alguien me dije. Y sin pensarlo, marque su nick y tique en él para abrir un privado.


SolitarioCorazón: -Por aquí llueve, será la misma lluvia sobre ti - le pregunte.


LluviaSobreMi: -Tal vez, quizás. Habría que ver dónde estás?


SolitarioCorazón: -En un cyber y afuera llueve a cántaros.


LluviaSobreMi: - Estamos iguales


SolitarioCorazón: -Hola... de dónde eres?


LluviaSobreMi: -hola cómo estás? Te mojaste como yo?


SolitarioCorazón: -No, estoy sequita.


LluviaSobreMi: - Cba y vos?


SolitarioCorazón: -Misma lluvia jajajaja


LluviaSobreMi: -Que tormenta No? Que andas buscando?


SolitarioCorazón: -mmm un paraguas para no mojarme cuando me tenga que volver a mi casa. Jajaja


LluviaSobreMi: -Yo tengo te lo presto jeje


SolitarioCorazón: -Dale


Charlábamos y parecíamos ser parecidas en nuestra forma de responder a veces con humor.


LluviaSobreMi: -Tengo 19 y vos? - Respondía a mi pregunta.


SolitarioCorazón: -Misma lluvia


SolitarioCorazón: -Sos les o bis?


LluviaSobreMi: -Ya me definí less


SolitarioCorazón: -Misma lluvia


LluviaSobreMi: Jejeje... Less también... uy cuantas coincidencias cuanta misma lluvia.


SolitarioCorazón: -No sé, Veamos... 19 años, less, Córdoba, Las dos en un cyber, Vos tenes paraguas y yo no:( Jejeje


LluviaSobreMi: -Y cómo sos?


SolitarioCorazón: -Morocha, 1.65, Delgada, Simpática, Ojos Negros, y vos...........


LluviaSobreMi: -Guauuuuuuuu misma lluvia... me describiste a mí.


Me quede pensativa leyendo sus palabras y un impulso me llevo a mirar a aquella chica en la máquina 12... que escribía y al dejar de escribir el mensaje de LluviaSobreMi aparecía en mi pantalla.


LluviaSobreMi: -Estás ahí? O te llevo el agua?


No podía ser ella o sí. Era mi descripción, era su descripción. Nos parecíamos físicamente.


SolitarioCorazón: -Dime, estás de novia?


LluviaSobreMi: -No y vos?


SolitarioCorazón: -Tampoco


LluviaSobreMi: -Ey... estamos jugando al espejito con las respuestas... jejeje.


SolitarioCorazón: -Que te gusta hacer?


LluviaSobreMi: -Además de chatear, creo que ir al cine, leer, escuchar música, salir con amigas...


SolitarioCorazón: -Correr, ir a bailar, divertirme


LluviaSobreMi: - Si también eso.


SolitarioCorazón: -Yo también lo tuyo


LluviaSobreMi: -Alma Gemela?


SolitarioCorazón: - Serás?


LluviaSobreMi: - Ya has estado con chicas no?


SolitarioCorazón: -He transado, pero aún no hice esoooooooo!!!


LluviaSobreMi: -Yo tampoco


LluviaSobreMi: -Dónde vas a bailar?


SolitarioCorazón: -Con mis amigas heteros a cualquier disco de moda. Pero hace poco fui a Bunker.


LluviaSobreMi: -yo fui a Bunker el jueves pasado Fuiste?


SolitarioCorazón: -No, pero pienso ir este jueves. vas a ir?


LluviaSobreMi: -Creo que si... uy estoy mojando el teclado


SolitarioCorazón: -Queeeee?


LluviaSobreMi: -Tengo el pelo mojado y las gotas de agua de mi pelo caen sobre el teclado.


Mire hacia la máquina 12 y ella allí estaba tratando de secar el teclado. Era ella. No podía creerlo.


SolitarioCorazón: -Máquina 12?


LluviaSobreMi: -Cómo? - Y miro a su alrededor tímidamente.


SolitarioCorazón: -Estas en la máquina 12 y yo en la 5... recién me doy cuenta. - y comencé a mirarla, esperando que me mirara.


Ella leyó mi mensaje en su pantalla. Pero se quedo mirando el teclado. Despacio volteo su cara hacia su derecha buscando mi máquina y se topo con mi mirada. Al verme volvió su mirada a la pantalla y sus manos al teclado.


LluviaSobreMi: -Cómo te llamas?


SolitarioCorazón: -Ana y Vos


LluvíaSobreMí: -Analía


SolitarioCorazón: -Guau estamos llenas de coincidencia... No crees? Misma lluvia, mismo cyber, Parecidas... el destino no querrá decirnos algo?


LluviaSobreMi: -No lo sé


SolitaríoCorazón: -Dejó de llover


LluviaSobreMi: -Sí, veo por la ventana


SolitarioCorazón: -Qué hacemos?


LluviaSobreMi: -No sé


SolitarioCorazón: -Ya sabemos quienes somos


LluviaSobreMi: -Sí


SolitarioCorazón: -Quieres que vayamos a otro lado a charlar sin las PC de por medio.


LluviaSobreMi: -No sé... - Sentí su timidez a través de sus palabras, pero se animo - Bueno - Dijo al fin.


SolitarioCorazón: -En la esquina hay un café vamos ahí.


LluviaSobreMi: -Y como hacemos?


SolitarioCorazón: -Caminando jajaja. Me desconecto, Pago mi hora, y te espero afuera sí?


LluviaSobreMi: -Ok


Me desconecte y me di cuenta que ella me miraba de reojo y hacia lo mismo. Me levante de mi silla, fui hasta el mostrador, pague y salí del cyber. Lo hice sin mirarla pues creí que la intimidaría sí lo hacia.


Estaba parada a media cuadra del cyber cuando la vi salir. Ella mira a su costado y me vio. Lentamente camino tímidamente hacia mí. Al llegar frente a mi. Bajo su mirada.


- Vamos al café? - Le pregunte.


-Vamos- Respondió y caminamos hacia el café.


Poco a poco nos fuimos conociendo en ese café. Su timidez fue desapareciendo y después de dos horas de charla... acepto que la acompañara hasta su departamento.


Caminábamos... había vuelto a llover... así que las dos pegaditas bajo el paraguas íbamos charlando. Pero dos cuadras antes de llegar a su casa... la garúa se convirtió en torrente y el pobre paraguas no pudo cubrirnos mucho... nos empapamos. Al llegar al edificio donde vivía... las dos estábamos hechas agua... Ella me dijo de subir a su departamento hasta que la lluvia cesara. Acepte y subí con ella.

Supe por sus comentarios que compartía el departamento con una compañera de facultad, pero esa noche no se encontraba pues se había ido a dormir a la casa de su novio.


Apenas me ofreció una toalla. Pero era tal la mojadura que tenia... que me guió a su cuarto... saco ropa de su placard...


- Sos de mi talla así que esto te andará - Tome la remera y el pantalón que me estaba ofreciendo y seguí sus indicaciones y entre en el baño a secarme bien y cambiarme.


Cuando entre en la cocina-comedor ella se encontraba ya cambiada y seca... Prepara café... Me acerque a ayudarle. Y solo me pidió que sacara las tasas que estaban en la segunda puerta de la alacena.


La miraba y sentía una atracción irresistible hacia ella. Sabia que esa noche podía ser mi noche. Podría pasar algo entre las dos si yo sabia como seducirla... Cuando servía el café me miraba... sentí que yo también le atraía. Que esa mirada suya sobre mí me hizo sentir sexy, sensual y segura de mí, de poderla seducir.


Nos sentamos a la mesa casi enfrentándonos. No sé que hablábamos... Pero después del segundo sorbo de café... me levante y me acerque a ella... estaba decidida a besarla... No iba a pedir permiso.
Levanto su mirada y siguió mis movimientos, pero se quedo esperando mi reacción. Con mis manos tome su rostro y lo acerque al mío. Pose sus labios sobre los míos y lentamente nos besamos... tiernamente. Cuando nuestras lenguas se cruzaron y se entrelazaron sus brazos me abrazaron y me acercaron más hacia su cuerpo.

Sin dejar de besarnos, la pare, y seguimos paradas en medio de la sala. Besándonos y acariciándonos. No sé cuando tiempo estuvimos así. Pero me sentía arder en sus brazos.


Nuestra respiración se aceleraba poco a poco... me tomo de la mano y me llevo a su habitación. Allí dentro la recosté en su cama y me acosté sobre ella para besarla y besarla... mis caricias sobre ella. Sus caricias sobre mi... el calor recorría nuestros cuerpos... y la necesidad de sentir su piel junto a la mía... me llevo a quitarle delicadamente y despacio la ropa... y ella hacia lo mismo conmigo.

Desnudas mi boca comenzó a recorrer su pequeño cuerpo, La suavidad de su piel me fascinaba. Ardía besando sus pechos. Sus manos acariciando mi espalda me quemaban suavemente.

Cuando mi boca bajo a su bajo vientre, su respiración se convirtió en gemidos lo que me advirtió que el deseo ya era pasión incontrolable.


La hice mía. Me hizo suya. Toda la noche nos hicimos el amor. Mientras, afuera llovía a cántaro... en su cama nosotras teníamos nuestra primera vez.

Nos dejamos mojar por el deseo, nos dejamos llevar por la pasión... La misma lluvia que nos mojo y cobijo nuestra primera vez en su departamento ceso aquella mañana


Y yo me fui de su vida para nunca más volver a verla.

Y es que no supe como enfrentarla sin aquella misma lluvia, Y tal vez, ella sintió lo mismo. Pues a pesar de haber intercambio teléfonos y direcciones ninguna de las dos nos buscamos. Las dos nos desaparecimos como si esa misma lluvia nunca nos hubiese mojado aquel día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.